!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 953696721 -->

He tenido casos en los que gente viene a realizar un plan dietético y deportivo, pero reservan su primera entrevista con dos meses de antelación porque “está la Navidad por medio”, porque “tienen la boda de un amigo el mes que viene” o porque “en el verano es imposible comenzar”, me alegra que seas tan precavido y precavida pero el argumento no es el mejor, deberás currartelo un poco más para que te crea.

La salud debe ser vista de forma integral, es decir, debes tener buenos hábitos para absolutamente TODO: dormir, una buena higiene postural, hacer ejercicio y sobre todo alimentarte de forma correcta. Tener una dieta equilibrada y estructurada según tu sistema metabólico puede ayudarte a combatir diferentes afecciones, ya sean físicas y emocionales, desde la ansiedad hasta reducir grasa abdominal.

Por ejemplo, con una dieta efectiva puedes llegar a perder peso, e incluso mejorar tu estado de ánimo y tu apariencia general. Descuida, no tiene que ser completamente restrictiva, ya que puedes, de vez en cuando, comer un dulce que te guste, o incluso beber una cerveza. Así es, curiosamente, la cerveza es recomendada por los expertos en algunas dietas, así que pueden formar parte de una alimentación saludable.

Cualquier época del año es perfecta para empezar a cuidar de tu salud y prestar la atención adecuada a tu alimentación, pues tu forma de comer será tu forma de vivir en el futuro, deja de posponer todo lo positivo que puede llegar a tu vida, pues parece que solo nos acordamos de pedir salud cuando estamos enfermos o padeciendo alguna dolencia. Recuerda que por cada excusa que pongas para no comenzar, hay mínimo dos argumentos que tumban rotundamente ese impedimento que estás poniéndote. Solo debes tener disposición, ganas de mejorar y contar con una asesoría que te ayude a estructurar un plan alimenticio que se adapte a tu estilo de vida, tus gustos y tus necesidades físicas y psicológicas, así que deja de pensar…

 

¡EL DÍA PERFECTO ES HOY!