!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 953696721 -->

¿Cuál es tu excusa?

Siempre lo he sabido porque he leído infinidad artículos y además el médico me hizo una severa advertencia: “debes perder peso”.

Pero ¿Qué de malo puede haber en tener unos kilos de más? Y en menos de un minuto el doctor dejó caer esta bomba sobre mi cabeza: “Ya muestras signos de hipertensión arterial, tus exámenes indican altos niveles en los triglicéridos y, de seguir esto, podrías desarrollar diabetes tipo II, que es el más común tipo de diabetes a nivel mundial”. Como lo dije, siempre lo había sabido, incluso antes de que el médico hiciera trizas el orgullo que sentía por mi apariencia robusta.

Pero por un motivo u otro siempre postergué el comienzo de un proyecto de plan dietético y mejorar mi nutrición. Mi trabajo y la falta de tiempo eran mis excusas, Pero, no hace falta esperar a ver una analítica de sangre con parámetros que se salen de lo recomendado, la nutrición y la actividad física deben formar parte de tu vida, piensa que es una inversión en el mejor activo que tienes: TU SALUD. Y ahora dime ¿cuáles son tus excusas para darle largas al comienzo de una vida más saludable?

Desmontando los mitos

  • No tengo tiempo. Tal vez tú igual que yo, usas esta excusa para evitar comer sano y tener una dieta más equilibrada, pero todos debemos apartar tiempo para comer. Haz un plan para comprar lo necesario y comenzar lo antes posible a alimentarte de manera adecuada, si coloco esto como una prioridad en mi vida de seguro aparecerá el tiempo. Tal vez en un futuro te arrepientas de no haber dedicado el tiempo suficiente a cuidarte un poco más.
  • Las dietas son costosas. Falso, comenzar una dieta es una gran oportunidad para aprender a comprar de forma consciente tus alimentos, adquirir productos de temporada y disminuir la compra de dulces y ciertos caprichos que te saciarán por un minuto pero en nada te favorecerán a medio y largo plazo, además si te resulta costoso comenzar un plan dietético y deportivo cuando estás en plenas condiciones, imagínate lo costoso que puede antojarse en un futuro cuando no te quede más remedio que la medicación o algún plan mucho más restrictivo.
  • Mi metabolismo es lento. Es posible, pero esa es una razón más para comenzar a reducir grasa corporal de tu organismo y comenzar una mejor nutrición, hacer ejercicio de forma regular también es de gran ayuda para activar dicho metabolismo porque numerosos estudios demuestran que el ejercicio de alta intensidad a través de intervalos, siempre controlados por un profesional, pueden aumentar las calorías que consumes no solamente durante el ejercicio sino también el resto del día al mantener tu masa muscular activa.
  • Dudo que pueda conseguirlo. La confianza es fundamental para lograr los objetivos. Si hay alguna duda sobre si poder o no terminar una dieta y establecer buenos hábitos alimenticios, entonces se debe buscar guía profesional para que nos oriente y acompañe durante este proceso, siempre encontraremos tips y consejos que te ayudarán a llevar mejor ese comienzo y por fin incorporar algunos hábitos para el resto de tu vida, es un buen paso en este largo camino, ¿no crees?

Envío gratuito a partir de 30€. Descartar