!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 953696721 -->

Llegó el momento de comenzar una dieta saludable, de tener un cuerpo fitness, de dejar el tabaco, de comenzar una nueva actividad, miles de propósitos que pueden ver la luz…o no. No es mi cometido debatir sobre ello en el día de hoy pero sí hablarte sobre uno de los procesos clave en estos momentos: la DETOXIFICACIÓN de nuestro organismo.

Cuando hablamos de que algo tiene la propiedad de ser DETOX básicamente estamos hablando de que limpia los filtros más importantes de nuestro organismo, con ello nos referimos a una depuración a nivel hepático (hígado), renal (riñones) e intestinal, pues a partes iguales son los más importantes y castigados en épocas como la que acabamos de “sufrir”, la Navidad. Por ello después de darte una clave para terminar bien el año, ahora te traemos unas cuantas pautas sobre cómo alimentarte en esta etapa:

  • Incluir raciones de verdura y fruta de temporada, sobre todo manzana, pera y granada.
  • Introducir en tu dieta personalizada batidos verdes a base de verduras de hoja verde o crucíferas.
  • Reducir el consumo de carne y evitar procesados como embutidos, salchicas, carnes cocinadas a altas temperaturas como barbacoas.
  • Disminuir la ingesta de alimentos fritos, guisados y ahumados.
  • Apartar por completo los productos refinados y ultraprocesados.
  • Tomar suplementos especialmente preparados a base de plantas DEPURATIVAS Y HEPATOPROTECTORAS como el cardo mariano, boldo, alchachofa y diente de león.

Si quieres saber cómo debe ser tu hidratación durante este proceso y cómo adaptar tu estilo de vida para que tus filtros estén siempre lo más limpios posible, no te pierdas la segunda parte de este artículo.