!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 953696721 -->

Con frecuencia preparo sándwiches para mi familia y amigos, así que mi nevera siempre esté surtida con todo lo necesario. Pero si he de escoger un ingrediente como mi favorito, sin duda sería el tomate, ya que fresco puede ser un gran aliado si quieres perder peso.

Este fruto es rico en vitaminas A, B y C, minerales y también constituye una excelente opción para preparar un snack saludable y sin calorías. Conoce más de sus propiedades y descubre cómo puede cuidar de tu figura.

Un fruto con gran sabor… y muchos beneficios

El tomate contiene gran cantidad de licopenos y bioflavonoides, además de ser una gran fuente de antioxidantes, por lo que puede convertirse en un gran aliado de tu salud. Estas son algunas de las ventajas derivadas de su consumo:

  • Favorece la digestión, ya que su alto contenido de fibra estimula el tránsito intestinal. Como consecuencia, es ideal para prevenir el estreñimiento.
  • Funciona como diurético. Al ser un alimento rico en potasio y con poco contenido de sodio es ideal para eliminar toxinas y prevenir la retención de líquidos.
  • Cuida la piel y por sus propiedades antioxidantes retarda el proceso de envejecimiento. También favorece el cabello y los dientes.

Descubre las más deliciosas recetas

Como el tomate es un alimento que induce a la saciedad fácilmente, puedes combinarlo en diferentes platos sin calorías añadidas a tu dieta. Aquí hay una lista con distintos tipos de sándwiches realmente deliciosos, pensados para reducir grasa. ¿Lo mejor? En todos, la preparación de este delicioso fruto es diferente.

  • Tomates secos, queso de cabra, rúcula y nueces. Prepáralo sobre una base de pan de centeno y tuéstalo ligeramente. Para complementar, añade una vinagreta de miel-mostaza.
  • Estilo caprese con mozzarella de búfala. Es ideal con la variedad cherry, de intenso sabor. Si lo preparas en pan de orégano, la salsa pesto le dará el toque ideal.
  • Shawarma mixto. Solo necesitas tiras de pollo y carne, pepinos encurtidos, lechuga y tomate manzano cortado en juliana. Enrolla en pan tipo pita y acompaña con hummus, un toque de limón o aderezo de yogur.