!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 953696721 -->

Siempre es necesario seguir unos hábitos alimentarios que podamos mantener a lo largo del tiempo, llámalo dieta, llámalo costumbre, pero al fin y al cabo lo que es irrefutable es que es un gran estilo de vida que te va a hacer sentir mejor en el presente y lo vas a notar en el futuro, lo mejor de todo es que se contagia y tu entorno también lo nota.

Cuando hablamos de dieta, no solo debemos pensar en perder peso, podemos hablar de ganar masa muscular, reducir grasa, optimizar nuestro rendimiento deportivo, disfrutar de unas mejores digestiones, lucir una piel más brillante, hay tantos objetivos y metas como personas hay en el mundo, por ello debes dejarte aconsejar por profesionales del sector, tu salud es lo más importante, no juegues con ella.

Además de seguir una alimentación saludable y una buena estructura en cuanto a nutrición se refiere, debemos saber que somos personas y es inevitable cometer excesos en fechas señaladas o momentos de reunión con familiares, amigos, compañeros de trabajo, ni que decir tiene en las fechas que ahora acontecen.

Para estas situaciones existen ciertos complementos alimenticios que podrían ir de maravilla al igual que plantas medicinales que se ajustarían al momento en que nos encontramos pero hoy te voy a dar una receta de lo más sencilla y efectiva que vas a poder aplicar desde ya, pues solo necesitas:

El procedimiento es el siguiente: poner a romojo las semillas de chia en media taza durante 15 minutos, separar las semillas del agua y a continuación realizar la mezcla con la limonada compuesta por 2 litros de agua y el jugo de 4 limones. Tomar en ayunas y entre comidas nos va a ayudar a mejorar las digestiones tan pesadas de los últimos días, además de mejorar la asimilación de vitaminas por la detoxificación intestinal y va a mejorar la alcalinización de nuestra sangre.

Desde Luzdeaire: especialistas en control de peso, queremos desearte una feliz salida de este 2017 y una gran entrada del 2018 con tus seres más queridos y disfrutando de tu comida preferida, eso si, con moderación.